Portada » Novela juvenil » Página 4

Novela juvenil

Novelas Juveniles

Estás a punto de vivir una historia que te dejará de piedra. ¿Te atreves? Vamos allá con la novela juvenil.

La novela juvenil se caracteriza por adentrarnos en un mundo lleno de emociones y, normalmente, con jóvenes protagonistas que viven sus primeras historias de amor, de acción, fantasía o que se abren por primera vez al mundo.

A continuación, presentamos libros o sagas juveniles para jóvenes, jóvenes adultos o adultos que disfruten de historias juveniles sencillas y llenas de acción.

Lo siento, no se han encontrado publicaciones.

 

Lo mejor en novela juvenil. Generalmente, la literatura juvenil es aquella en la que los protagonistas son jóvenes atravesando los primeros retos de la vida: amor, inicio profesional, familiares, etc. Aunque están, en esencia, pensados para jóvenes lectores, cualquiera puede disfrutar de una buena novela juvenil y volver a esos fantásticos años.

Los temas de la novela juvenil

Los temas tratados en la literatura y novela juvenil no difieren demasiados de los de una novela más adulta (amor, tragedia, guerra, ciencia ficción, etc). No obstante, el tratamiento del tema suele ser más lineal, aportando más carga en la acción que a la caracterización psicológica de los personajes, por ejemplo. Generalmente, son creados para que el público joven pueda identificarse.

Por otro lado, en muchas ocasiones a la novela juvenil se le ha querido dar una función didáctica y formadora del hábito lector. Esto es debido a la etapa, a menudo compleja, en la que los jóvenes leen estas novelas.

El vocabulario en la novela juvenil

Así mismo, el vocabulario suele ser sencillo y huye de recursos literarios complicados. Tiende a ser amplio e incidir en su aspecto más didáctico y formativo del vocabulario del lector.

Una novela juvenil para cada persona

A pesar de todo, se puede encontrar novelas juveniles de todo tipo y para todos los gustos. A veces, además, es complicado distinguir si un tipo de novela es realmente juvenil o no. Los límites, en la práctica, son difusos.

Por ello, te invito a darte un paseo por las reseñas de las novelas juveniles que he leído y aquellas que te llamen la atención. ¡Seguro que encuentras el libro candidato ideal para tu próxima lectura juvenil!