Portada » Blog » “Custodios” de José María de Arquer
Custodios

“Custodios” de José María de Arquer

libro custodios de jose maría de arquer
Título: Custodios
Autor: José María de Arquer
Género: Juvenil, fantástico, ciencia ficción
Editorial La Plana

*Actualmente: 2ª edición corregida en la Editorial Aurifany. 

Sinopsis de Custodios de José María de Arquer

Un grupo de jóvenes se ve envuelto en la lucha entre el bien y el mal que encarnan sus personajes fantásticos. Contarán con el apoyo y la sabiduría de algunos lugareños que los ayudarán en su frenético viaje por salvar su vida y el orden del mundo, enfrentados a aquellos que lanzan terribles bestias de caza que sólo los Custodios pueden repeler. Arranca también la imposible relación amorosa entre uno de sus protagonistas y la bella guerrera que guarda el objeto sagrado que deben proteger, creando imágenes inéditas de amor y acción donde los jóvenes deben intervenir necesariamente y arriesgar sus vidas. El entusiasmo de las más pequeñas virtudes humanas, así como el compañerismo y la lealtad entre los chicos, convierten estas páginas en una aventura entrañable, repleta de trazos de buen humor y trepidante desde su comienzo hasta el final.




Reseña de Custodios de José María de Arquer

Como siempre, vamos a situarnos un poco mejor en la trama de lo que la sinopsis cuenta que luego no quiero que os perdáis ^^ 

 

La historia de Custodios

La novela cuenta la historia de unos jóvenes que, sin quererlo, se ven envueltos en un conflicto entre dos bandos. Por un lado, tenemos a los custodios que son los “buenos”, los que protegen un objeto sagrado llamado La esfera. Esta esfera contiene toda la bondad y buenas acciones de la humanidad (no puedo evitar la comparación con La caja de Pandora a la que inevitablemente me  ha recordado; siendo lo contrario, pues La caja de Pandora contenía todos los males del mundo. No sé si pudo ser inspiración o casualidad, en cualquier caso, me ha gustado.) Estos personajes, son la bondad encarnizada y son una mezcla entre humano y pez (sin llegar a ser sirenas). 
 
En el bando contrario, nos encontramos con los oscuros, seres malvados que intentan hacerse con la esfera, destruirla, desatar el mal y controlar el mundo. A estos personajes, no pueden tocarles el agua salada puesto que en gran cantidad le provoca la muerte por lo que se les complica la misión de buscar a los custodios ya que estos habitan bajo el mar, en una especie de fortaleza. Sin embargo, se ayudan con los frumentarios. Éstos son una especie de almas en pena, no vivos. Seres carnívoros, peligrosos y sin conocimiento dirigidos por su amo. Se desplazan a gran velocidad, arrasando todo lo que pasa por su lado e inmunes al agua salada por lo que les vienen muy bien como avanzadilla. 
 
Ya un poco más inmersos en este mundo, que aunque parezca muy fantástico e irreal, no lo es tanto puesto que los jóvenes protagonistas son personas totalmente normales y el mundo sigue siendo el mismo que tenemos hoy en día. Sólo los personajes descritos anteriormente dan lugar a lo fantástico del libro, un toque muy especial. 

 

Los personajes de Custodios

Como personajes principales nos encontramos a David, un chico de unos 18 años que ha ido a pasar las vacaciones con su familia a una especie de camping. Paseando una noche por la playa se topará con un pequeño enfrentamiento entre custodios y oscuros. Aquí empieza la verdadera trama, pues es cuando David, junto con sus primos pequeños, Lucas, Santi y su hermana, Lucía quedan expuestos a estos peligros. Todos ellos son jóvenes alegres, simpáticos y con gran corazón. Lucas y Santi son los más revoltosos y con gran iniciativa. Forman una gran familia que nos aportan valores de unión, la importancia de la familia, el no dejar de lado y permanecer juntos. 
 
Por otro lado, tenemos a Don Luis. Un sabio y bondadoso anciano que está al tanto de todo lo que pasa desde que era pequeño por un altercado que sufrió y del que consiguió salir adelante. Tiene contacto con los custodios y tiene formado un pequeño grupo de hombres que ayudan a los custodios desde la tierra. Entre ellos, se encuentra Gabriel. Es un pequeño joven que será el encargado de avisar a David del peligro que corre una vez éste vio a los oscuros y, milagrosamente, salió vivo de esa situación. 
 
Uno de mis personajes favoritos, aunque no principal, ha sido la Viuda de Verdera. Una mujer que creo que  ha sido muy bien perfilada puesto que, estando del bando de los oscuros, no he sido capaz de verla una mujer malvada, si no más bien atormentada por sus malas acciones del pasado. Retratada como una mujer algo “asquerosa” puesto que se ocupa de alimentar con animales muertos a los frumentarios y cuidar de ellos. Llamarme débil pero su sufrimiento y verdaderos sentimientos me provocaron mucha ternura hacia ella. 
 
     “-Lo mataste y me mantienes a mi preso quizás con la intención de hacer lo mismo conmigo, ¿por qué, entonces, insistes en cuidarme?
    La viuda siguió su trabajo sin alterarse.
    -Es mi obligación, soy enfermera como ya te dije, has de escuchar más. Debo curar tus heridas.
    -Yo puedo ayudarte a curar las tuyas, señora, soy juez y sé dónde puedes estar bien atendida para tratar los males que te afligen. Deja que lo intente.
    La mujer retiró entonces furiosa sus manos. 
    -¡Calla, canalla, a mí nadie puede ayudarme!”
 
Otro personaje al que cogí cariño fue Lis, una custodio enmarcada como una bella mujer, confundida a veces por los humanos con una sirena. Ella junto a David protagonizan la bonita historia de amor del libro, que me ha encantado. Un amor imposible, dos personas de mundos distintos y que sin embargo, no pierden la esperanza. A pesar de que me ha gustado mucho esta parte del libro, he de decir que me hubiera gustado que se profundizara algo más en su relación.
 
    “Entonces se acercó a David e inesperadamente lo besó en la comisura de los labios.
     -Gracias -le susurró la custodio sintiendo que su corazón palpitaba desbocado bajo su impenetrable traje de malla.
    Era el primer beso que le daba a un hombre y tenía la piel completamente erizada. No fue premeditado, simplemente salió así de sus labios. Y David pareció haber sentido lo mismo. Fue una experiencia maravillosa.
    -¿Volveremos a vernos? -fue David quien habló justo en el momento en que ella iba a sumergirse.
    Lis lo miró abriendo mucho sus ojos azules y añadió con timidez:
    -Es muy posible. Sí, me encantaría.
    Entonces cogió impulso y se sumergió completamente. David no se movió y se quedó ensimismado viendo desaparecer los reflejos de su vestido de sirena bajo el mar, sin embargo ella dio súbitamente la vuelta y asomó la nariz sobre la superficie del agua. 
    -Mañana a mediodía -propuso de improviso con una sonrisa maravillosa-, aquí. Te esperaré”

La trama de Custodios

La trama de la historia es completa y bien estructurada. Mantiene la intriga hasta final del libro. Los personajes como ya hemos visto, son complejos y van desarrollando su propia personalidad e inquietudes. Algunos, cambiando de bando, otros fieles hasta el final, lo que deja alguna que otra buena moraleja como que las buenas acciones siempre han de prevalecer. He de decir que es un libro que deja muy buen sabor de boca. 

 

El final de Custodios

El final, prefiero no comentarlo demasiado puesto que se me escaparán los spoilers si lo hago puesto que tendría mucho que decir. Un gran final en cuanto a la trama de acción y, en cuanto a los personajes y las relaciones entre ellos, eso sí me dejó totalmente descolocada. Al principio, me sentí rabiosa con ese final que el autor le había dado pero lo perdoné porque lo hizo de una forma que me asaltó la ternura inevitablemente. Os dejo con intriga, ¿eh? 
 
Os dejo un pequeño fragmento a modo de conclusión, del que me he tomado la libertad de hacer una foto para mostrároslo, en el que el autor comenta una reflexión, fuera de la historia y a modo de nota final, que me encantó:
 
libro Custodios
 

Comprar libro Custodios